↑ Volver a Asesoramiento gratuito

Ansiedad con mi bebé

Ansiedad con mi bebé

 

PREGUNTA

Hola soy madre primeriza. Desde hace tiempo sufrí una depresión que me trataron. Al principio funcionó, pero después yo dejé de tomar los medicamentos. Ahora cuando tuve a mi bebé me entró tal desesperación que incluso le deseé la muerte y después cuando reaccionaba estaba pensando solo en eso y me sentía tan culpable. Al poco pedí ayuda, me ayudaron, me dieron unas pastillas para la depresión igual me funcionó, pero me estaba sintiendo sin energía y por eso las deje de tomar. Pasó un mes y me sentía muy bien estaba controlando mis emociones pero una noche se me empezaron a entumecer mis manos mi boca todo y no podía respirar. Fui a emergencias y me dieron que era pánico. Solo me dieron una pastilla para controlarme. Después fui a una cita con una consejera y apenas la voy a ver pero tengo miedo de decirle lo que pasó. Esta tarde tuve una discusión con mi mama y sin pensar me desesperé mi bebé estaba llorando y le unté crema en la cara cuando reaccioné estaba lleno de crema. Me asusté muy feo y después empecé a sentir que se entumecían mis manos. Qué puedo hacer  en estas situaciones? Por favor necesito ayuda me siento una basura yo amo a mi hijo más que nada en este mundo. Para relajarme le pedí a alguien de mi familia para que me lo cuidara y me fui al gimnasio no sé si eso está bien, es la primera vez que pasa algo así con mi bebé.

ansiedad con mi bebé

RESPUESTA

Es evidente que estás en un momento en el que la ansiedad te está desbordando y parece que no tienes las herramientas suficientes para hacerle frente. Como bien has podido comprobar la ansiedad no hace distinciones y nos provoca unos comportamientos bastante desagradables independientemente de con quién estemos. Por ello en los momentos que nos encontremos con tu bebé es importante que nos sintamos más clamados, pero cómo conseguimos calmarnos.

Mis fuentes de ansiedad – estrés

Lo primero de todo sería identificar nuestras fuentes de estrés actuales. Coge un papel y un bolígrafo, y siéntate un momento para enumerar todas las fuentes de estrés, ansiedad, o preocupaciones que tienes en la actualidad. Es necesario que primero de todo conozcamos el por qué me siento como me siento. Piensa en todas las áreas, a continuación te listamos unas áreas más generales:

  • Trabajo
  • Economía
  • Familia
  • Pareja
  • Relaciones sociales
  • Autoestima, seguridad personal
  • Otros…

Ordenar Mis fuentes de ansiedad – estrés

Una vez tenemos listadas nuestras fuentes de estrés o de ansiedad es conveniente poderlas ordenar o jerarquizar de las situaciones menos estresantes a las más estresantes o complicadas, de tal forma que deberemos centrarnos en solucionar o abordar en un primer inicio las situaciones que nos generen menos ansiedad. Es muy probable que estas situaciones de menor carga ansiosa las podamos resolver sin mucha dificultad, esto hará que mi lista de preocupaciones se reduzca rápidamente y solamente me tenga que centrar en las preocupaciones más importantes sin tener “otros temas en los que preocuparme”. Por otro lado también nos iremos dando cuenta de  que somos más capaces de abordar nuestros problemas.

Este ejercicio nos está permitiendo solucionar nuestros problemas de ansiedad ya que los estamos abordando de uno en uno, por lo que estaremos aplazando las situaciones de mayor ansiedad para abordaras más adelante consiguiendo aprender a aplazar mi ansiedad y adquirir un mayor control sobre ésta. Y por otro lado al aplazar nuestras preocupaciones mayores nos permite estar más calmados para poder solucionar las preocupaciones más fáciles de abordar.

Es de gran utilidad ir tachando o eliminando de mi lista todas aquellas situaciones que ya haya solucionado, de tal manera que así podemos ir valorando nuestra evolución a la hora de solucionar situaciones.

Hacer pausas de mi ansiedad y estrés

Todos necesitamos momentos de calma, relax, y sentir que por lo menos durante unas horas no me tengo que preocupar. Dentro de la pregunta hay un recurso muy interesante:  “Para relajarme le pedí a alguien de mi familia para que cuidara de mi bebé y me fui al gimnasio”  Delegar para manejar tu ansiedad

DELEGAR, así es, hemos de aprender a delegar y reclamar nuestro espacio y nuestro momento, porque nosotros también tenemos derecho a relajarnos y a despreocuparnos, aunque sea solo por un rato. El hecho de delegar es algo que a muchas personas les cuesta muchísimo. No son capaces de “cargar durante dos horas” a otra persona, ahora eso sí si les piden un favor dejan sus asuntos personales inmediatamente y atienden al resto. Esta actitud hay que cambiarla y hemos de conseguir hacer nuestras pausas.

DEPORTE Y OCIO, son los dos grandes enemigos de la ansiedad y el estrés, por lo que es conveniente que a lo largo de nuestras semanas podamos disponer de un rato para practicar algo de deporte y por descontado varios momentos en los que la persona esté ociosa, puede relajarse, reír, charlar, jugar, entrenar… lo que cada uno desee y le produzca una mayor placer personal.

Espero que estos recursos os puedan ayudar un poco a controlar y manejar la ansiedad, de todas formas si tenéis dudas dejar un comentario y os contestaré lo antes posible.

Si quieres participar en el blog y preguntarnos algo, haz click aquí.

manda-tu-consulta
Rubén Blasco, Psicólogo Colegiado Nº 14830.

Más información en tratamiento-ansiedad-depresion.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>