«

»

abr 22

DSM-5 Añade nuevos cambios diagnósticos

DSM-5 El futuro ya está aqui

Así reza la APA (American Psychiatric Association) con la futura publicación del DSM-5. Está previsto que en Mayo de 2013 el nuevo manual diagnóstico de los trastornos mentales, conocido por los americanos como “Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders (DSM-5)”  vea la luz tras más de 12 años de trabajo y preparación.

Encargado desde el 1999 a David J. Kupfer y Darrel A. Regier como máximos responsables del manual diagnóstico, ha estado desde los inicios rodeado de polémicas debido a los múltiples cambios que se han querido añadir. Es un libro cargado de polémicas que intentaremos resumir en este artículo que traerá múltiples discusiones en el futuro, de momento ya podemos ver cómo a unas semanas de su lanzamiento ya tiene detractores de la talla como Allen Frances MD (Jefe de Grupo de Tareas del DSM-IV)

DSM-5

Objetivos marcados por el DSM-5

EL grupo de trabajo de Kupfer y Regier tenían como objetivos prioritarios en este  DSM-5

  • Ganar una mayor especificidad en los trastornos mentales
  • Mejorar la dimensionalidad del manual
  • Homogeneizar los criterios diagnósticos con el futuro CIE 11 (de la OMS)
  • Tener un apoyo en la evidencia científica

Objetivos que como veremos en algunos casos distan mucho de haber sido alcanzados

Cambios que presenta el DSM-5

Uno de los cambios más significativos del DSM-5 tiene que ver con su sistema de diagnóstico mediante ejes axiales, ya que se ha eliminado el sistema multiaxial de diagnóstico, es decir, ya no existen los 5 ejes con los que se diagnosticaba en el DSM-4. Esto produce la pérdida de mucha información clínica valiosa. El diagnóstico multiaxial provee una disciplinada aproximación para distinguir entre estado y rasgo (Trastornos Clínicos eje I versus los trastornos de la personalidad eje II), para determinar las contribuciones de condiciones médicas (eje III), y de estresores (eje IV) al diagnóstico y tratamiento de trastornos psiquiátricos. La escala de evaluación de actividad global EEAG  (eje V) provee el estimado más conveniente y familiar de funcionamiento global.

La justificación más directa para la eliminación de estos ejes, ha sido el objetivo de intentar homogeneizar los criterios diagnósticos con el manual diagnóstico de la OMS, la CIE 10, aunque en muchos otros aspectos no hay consenso entre ambos manuales diagnósticos.

Tipos de trastornos categorizados en el DSM-5

  • TDAH  y trastorno de conducta
  • Trastornos de ansiedad, Espectro Obsesivo-Compulsivo, Trastornos por estrés post-traumático y trastornos disociativos
  • Trastornos de la infancia y la adolescencia
  • Trastornos de la conducta alimentaria
  • Trastornos del estado de ánimo
  • Trastornos neurocognitivos
  • Trastornos del neurodesarrollo
  • Trastornos de la personalidad
  • Trastornos psicóticos
  • Trastornos sexuales y de la identidad de género
  • Trastornos del sueño y vigilia
  • Trastornos somatoformos
  • Trastornos por uso de sustancias

 

Novedades del DSM-5

El DSM-5 también añade diversos elementos a destacar en positivo como son la consideración de la evolución de los trastornos al largo de la vida añade este componente longitudinal a las enfermedades mentales que nos dará mucha información vital. Todos sabemos que no es lo mismo un trastorno límite de personalidad a los 25 años que a los 55 años, de la misma manera el DSM-5 tiene en consideración la edad de inicio de los trastornos así como el género y la transculturalidad de las personas, dos elementos que pueden ser de gran ayuda para el pronóstico y la evolución de la enfermedad.

Otro elemento que también tiene en consideración el DSM-5 dentro de este eje longitudinal de la enfermedad es el deterioro y la discapacidad que la enfermedad puede generar, de esta manera nos acerca un paso más a la prevención de los posibles deterioros causados por la enfermedad.

Finalmente el DSM-5 también añade una sección de instrumentos de evaluación diagnóstica para los diferentes trastornos, de forma que también podamos tener a nuestro alcance medidas más objetivas de evaluación, más allá de la entrevista diagnóstica.

Polémica en el DSM-5

Como hemos comentado al principio el DSM-5 ha incluido muchos cambios que han generado diversas críticas, especialmente todos aquellos cambios que se han relacionado con la bajada del umbral diagnóstico, pudiendo generar falsos, positivos. Por otro lado se ha relacionado mucho a la industria farmacéutica con esta “facilidad añadida” a la hora de diagnosticar por los posibles beneficios asociados a la temprana medicalización de estos “falsos positivos”.  Veamos algunos ejemplos:

Trastorno de Adicción: El DSM-5 propone eliminar la distinción entre el abuso de sustancias y dependencia de sustancias, por lo que el umbral para se diagnosticada una adicción baja significativamente. de esta manera todos los actuales casos de abuso de sustancias pasan a ser considerados trastornos adictivos.

Medicalización en el duelo normal: Dentro del DSM-5 modifica el diagnóstico de depresión mayor, dos semanas de ánimo depresivo, pérdida de interés en actividades, insomnio, pérdida de apetito, y problemas en concentrarse inmediatamente posteriores a la pérdida del cónyuge, serán considerados un trastorno mental. Este criterio parece  una radicalización sintomática de una situación bastante común, la cual nuevamente suscita polémica y suspicacia acerca del papel de las farmacéuticas en este tipo de criterios diagnósticos.

Trastorno de espectro de autismo: Este espectro se unifican los trastornos relacionados con el Autismo de forma que se incluye el Asperguer en el espectro autista. Todas aquellas personas con Asperguer (una dolencia mucho menos invalidante) serán asociados y por tanto “estigmatizados” con el desorden autista clásico. Por no comentar que estadísticamente el espectro autista crecerá considerablemnte como categoría diagnóstica.

Conclusiones

Hemos de ser muy cautos a la hora de valorar el DSM-5 y no dejarnos influenciar por valoraciones alarmistas o sensacionalistas ante  un aspecto u otro. Es necesario un poco de tiempo para poder valorar realmente la magnitud y el impacto de todos los cambios aportados por el nuevo manual diagnóstico. Es evidente que detrás de este manual hay muchos intereses, se ha invertido mucho dinero, y han participado especialistas de todos los países por lo que es un manual suficientemente revisado y consensuado, aunque como en ediciones anteriores seguro que habrán aspectos mejorados sensiblemente y otros que nos crearán cierta incertidumbre, pero es temprano para valorar exactamente la magnitud de estos cambios. Evidentemente todos los especialistas necesitaremos un tiempo de familiarización con el nuevo manual, existiendo este periodo de transición entre el DSM-4 y el DSM-5. Desgraciadamente la edición española de momento está anunciada para principios de 2014, por lo que esta transición de un manual a otro en España puede extenderse un poco más en el tiempo, con todo lo que ello comporta.

Si te ha gustado este artículo, suscríbete al blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>