↑ Volver a Asesoramiento gratuito

Ataques de pánico y depresión

Ataques de pánico y depresión

 

PREGUNTA

Hace ya un año y pico que me siento muy deprimida. Puedo estar pasándomelo bien con amigos y de repente me entran ganas de llorar. Me dan ataques de ansiedad y pánico cada vez más frecuentemente. Sobre todo me dan cuando me voy a ir a dormir y me acuesto muchas noches llorando en la cama. Tengo problemas para dormir, insomnio.

Entre semana solo duermo 4 o 5h al día y los fines de semana duermo hasta 12h. Siempre estoy cansada, he perdido el interés por lo que me importaba. Mi cabeza me dice que todo es culpa mía, las discusiones en casa, et. He llegado a cortarme durante los ataques porque parecía que me ayudaba. Dejé de hacerlo cuando me di cuenta de que solo empeoraba las cosas, pero aun así sigo deprimida y a veces tengo ganas de volverlo a hacer. Constantemente me digo que no valgo nada y que sería mejor si no estuviese aquí, si me fuera o me muriese. He creado un mundo en mi cabeza donde todo es como yo quiero que sea y paso allí casi tanto tiempo como en la realidad. No me concentro en nada de lo que hago. No entiendo como conservo los pocos amigos que tengo e incluso cuando me han llegado a pedir salir siempre pregunto qué es lo que ven en mi porque no me entra en la cabeza que pueda gustarle a nadie de ninguna manera. No sé que puedo hacer ya, estoy cansada y no quiero continuar así. Muchas gracias por escucharme y por la respuesta.

Ataques de pánico y depresión

RESPUESTA

Llevamos demasiado tiempo pasándolo muy mal y sin que la cosa mejore, es más parece ser que conforme para el tiempo tenemos más ansiedad, problemas para dormir y nuestro estado de ánimo parece que cada día empeora un poco más. Es hora que empecemos a reorganizar nuestra vida. Desde tratamiento-ansiedad-depresion.com queremos orientarte un poco y darte unas pautas básicas para comenzar pero por lo que comentas será necesario que acudas con un psicólogo especialista para poder salir de la situación en la que te encuentras. Ojalá con unas líneas y unas cuantas directrices pudiéramos cambiar tanto el rumbo.

Plan de activación

Ejercicio físico semanal

Te recomendamos que comiences a practicar ejercicio físico de forma continuada con una constancia, el ideal sería de forma diaria pero con tres veces por semana unos 40 minutos ya podemos comenzar. El deporte te eliminará la ansiedad quemando toda la tensión que lleves acumulada, generarás endorfinas que mejoraran tu estado de ánimo y además cansará tu cuerpo para así poder dormir mejor por las noches. Tres en uno, con un ejercicio trabajamos la ansiedad, la depresión y el insomnio. Vale mucho la pena.

Activación social

Nos has comentado que en la actualidad tienes amistades, lo que seguramente y más teniendo la idea que “no sabes lo que ven en ti” es posible que no los veas con mucha frecuencia porque tu estado de ánimo sea muy bajo o porque te encuentres sin fuerzas. El círculo social es básico en estas situaciones. Son personas a las que les importas, y que te valoran. Efectivamente ellos ahora mismo pueden ver lo mucho que vales, por eso siguen a tu lado por lo que no hay nada que nos siente mejor que de tanto en tanto nos recuerden lo mucho que valemos o lo importantes que podemos llegar a ser para los demás.

No te aísles. Pide ayuda

Es algo que a todos nos cuesta enormemente, pedir ayuda. En las ocasiones en las que nos encontramos bajos de ánimo o con ansiedad tendemos a aislarnos y a no querer ver a nadie. No queremos “molestar” al resto con nuestras penas, por lo que llegar a pedir ayuda nos queda muy lejos.Pide ayuda, ansiedad

Simplemente os plantearé una cuestión, cómo os habéis sentido cuando un amigo vuestro ha acudido a vosotros en busca de ayuda o consejo y juntos habéis mirado de arreglar su situación? Os ha molestado vuestro amigo? o por el contrario os sentís bien porque vuestro amigo ha confiado en vosotros y conjuntamente habéis trabajado para solucionar la situación? ¿Realmente pedir ayuda es molestar al otro?

Higiene del sueño. Tratar el insomnio

Te dejamos un enlace sobre varias pautas para poder tratar el insomnio de una forma muy sencilla, mediante lo que se conoce como higiene del sueño.

Comienza a fijarte en todo lo bueno que haces y que te ocurre

Es cierto a lo largo de un día y esto nos ocurre todos los días, tomamos decisiones acertadas, y nos ocurren muchas cosas buenas, lo que ocurre es que normalmente no somos capaces de fijarnos en lo positivo, estamos tan centrados en lo negativo de mi vida que se me pasa todo lo bueno desapercibido. Intenta cuando acabe el día coger una libreta y anotar todas las cosas buenas que te hayan pasado en ese día. Desde la ducha por la mañana, a la conversación con tu compañera, en menú del mediodía, el paseo de la tarde o ese capítulo de la serie favorita que has visto. Inténtalo, los primeros días poco podremos apuntar, porque estamos desentrenados, pero conforme pasen los días ya verás cómo tu lista aumenta.

Busca ayuda profesional

Con estas pautas básicas y genéricas podemos comenzar levantarnos, pero vas a necesitar una guía para poder ir trabajando todos los aspectos de forma más o menos sistemática. Te recomiendo que consultes con un psicólogo especialista para que te ayude  poco a poco a ir mejorando en todos los aspectos posibles. No te desanimes que puedes conseguir darle un giro a tu vida de 180 grados.

Si quieres participar en el blog y preguntarnos algo, haz click aquí.

manda-tu-consulta
Rubén Blasco, Psicólogo Colegiado Nº 14830.

Más información en tratamiento-ansiedad-depresion.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>